Ejercicios de mes – Preguntas frecuentes

Respondemos algunas preguntas frecuentes sobre las cosas a tener en cuenta para poder hacer estos Ejercicios Espirituales “típicos”, es decir, durante un mes completo en retiro.

 

¿Con cuánto tiempo es necesario contar para hacer estos Ejercicios típicos?

Hace falta contar con un mes completo, más exactamente con 31 días, en los cuales no tendrías que dedicarte a otra cosa que a hacer los Ejercicios.

¿Si no cuento con esa cantidad de tiempo, puedo hacer los Ejercicios de otro modo?

Por supuesto que sí, en ese caso tienes la posibilidad de hacer los “Ejercicios en la vida cotidiana”, en los que, también durante un mes, solo tienes que dedicar 1 hora por día a los Ejercicios. Puedes acceder al material, en esta página.

¿Y si cuento solo con algunos días para hacer un retiro a “tiempo completo”?

En ese caso puedes hacer los Ejercicios “en retiro” eligiendo la opción 3, 5 u 8 días, de la misma página.

¿En caso de hacer los Ejercicios típicos de de 31 días, existe algún día libre?

Sí, puntualmente son 2 días completos (desde el desayuno hasta la cena)  y dos “medios días” (desde el almuerzo hasta la cena). Lo recomendable en esos días es aflojar un poco el ritmo de oración/meditación/etc. haciendo algún otro tipo de actividad más recreativa; no se aconseja en esos días volver a las actividades “normales” (trabajo intenso, encuentro con familiares y amigos, etc.).

¿Exactamente cuándo terminan y cuando empiezan los Ejercicios?

Como el material debe ser bajado de Internet, no hay una fecha exacta de comienzo/fin de los Ejerciciossino que depende de la disponibilidad de cada uno. A la fecha, entonces, habrá que fijarla cuando escriban solicitando inscribirse.

Un dato más que puede servir: por ejemplo si comenzarías los Ejercicios el 1 de octubre, la charla introductoria tendría que tener lugar el 30 de septiembre por la noche, y terminarían el 1 de noviembre al mediodía.

¿Qué características tendría que tener el lugar donde haré los Ejercicios?

Lo óptimo sería hacerlos en un lugar en el que haya suficiente silencio y esté algo retirado del “mundanal ruido”, donde pudieses participar de la Santa Misa todos los días y tener acceso fácil al Santísimo Sacramento. De todos modos, si vives solo también sería posible hacerlos en tu casa, haciendo allí las meditaciones yendo a Misa todos los días a alguna Iglesia cercana.

¿Tengo que tener acceso a Internet en el lugar donde haga los Ejercicios

Para acceder al material tienes dos opciones:

– bajar todo el material antes de comenzar los Ejercicios; hay que tener en cuenta que puede tomarte bastante tiempo hacerlo. En este caso, no necesitarías Internet para obtener el material, pero sí para comunicarte con el sacerdote que te guiará en caso de que no tengas quién lo haga de manera “presencial”.

– tener acceso a Internet durante los 31 días de Ejercicios. 

¿Puedo hacer los Ejercicios típicos si no hice nunca en mi vida Ejercicios Ignacianos?

Sí, ningún problema, pero tienes que tener en cuenta que a la par de ser muy fructíferos, son también muy exigentes, por lo cual tienes que estar dispuesto/a al sacrificio que impliquen; en este sentido, para tener alguna idea más de qué se tratan los Ejercicios típicos, te aconsejo leer esta crónica: ¡Un milagro durante 30 días… 6 veces!

¿Por último, tienen algún costo?

Todos los Ejercicios que ofrecemos no tienen ningún costo. Esto no quita que si quieres/puedes hacer una donación, puedas hacerlo aquí (desde ya lo agradecemos).

Si después de haber leído atentamente estas preguntas, te parece que cuentas con el tiempo y las condiciones necesarias para hacer los Ejercicios típicos o tienes alguna duda sobre alguna adaptación más que puediese hacerse, escribe al formulario que está debajo y con gusto, ni bien pueda, te contestaré.

Los Ejercicios Espirituales duran tireta días más o menos (Anot.4). Quisiéramos saber dónde lo hemos visto –decía el teólogo, como después lo repetirá más finamente Macaulay- en la Escritura Santa, en las vidas de los santos, en sus escritos, que en treinta días bien contados se pueda hacer un santoHno. Pedroche en su protesta a la inquisición de Toledo. Monumenta: Polanco, Cronicón Soc. Jesu, t. III, p. 503 y sig.

P. Gustavo Lombardo, IVE

Deja un comentario