Retiro Adviento-Navidad 2015

Comparto con ustedes un retiro virtual que hicimos a pedido de Catholic.net Lo hemos hecho comentando un versículo del Evangelio de San Juan: “Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad”. Jn 18,37. Y lo hemos dividido en tres charlas: el testimonio que da el Señor sobre Dios, su Padre; sobre sí mismo y sobre su Iglesia. Pido por ustedes a la Santísima Virgen, que tanto tuvo y tiene que ver con este misterio de Navidad.

Leer más…

¿Para qué lo hacemos?

En nuestro obrar siempre existe un para qué… un proyecto planeado y pensado tiene siempre un objetivo determinado, pero también una simple acción cotidiana, no se realiza sin focalizar un fin concreto. Incluso este para qué muchas veces podría preguntarse de manera más acertada con un para quién. En el post “Quiero ser santo” decíamos: “Enseña la filosofía que la “causa final” es la primera en la intención y la última en la ejecución. Primero me decido a alcanzar tal o cual objetivo/fin, y luego, entonces, pongo en marcha toda la serie de medios y disposiciones necesarias para llegar a …

Leer más…

La fuerza de la debilidad

“El poder de Dios que salva”[1] como llamaba Juan Pablo II al Evangelio, ese mensaje que los ángeles ansían contemplar (1Pe 1,12), está plagado de paradojas, o sea, de aparentes contradicciones. Y esto es así porque el Evangelio es la expresión más sublime de la sabiduría Divina, que a tal punto supera la nuestra que parece contradecirla; de ahí aquel, también paradójico, destruiré la sabiduría de los sabios, e inutilizaré la inteligencia de los inteligentes (1Cor 1,19). “En el Evangelio está contenida una fundamental paradoja: para encontrar la vida, hay que perder la vida; para nacer, hay que morir; para …

Leer más…

Corazón que busca corazones

Confieso que no me es sencillo escribir sobre el Sagrado Corazón de Jesús, debido a que no se trata de otra cosa que de escribir del amor de Dios por los hombres, y en Dios, sus actos no se distinguen de su ser, por tanto hablar de su amor es hablar de Él mismo, porque Dios es Amor (1Jn 4,8); y para hablar de Dios hay que conocerlo, y para conocerlo hay que amarlo, ya que “El nivel más alto del conocimiento de Dios brota del amor” (Benedicto XVI), y no considero que lo amo lo suficiente como para hablar/escribir …

Leer más…

¿Es o no es éste un valle de lágrimas?

Hace unos meses atrás me llegó una consulta sobre una crítica que alguno por ahí había hecho a una oración que lleva casi un centenar de años rezándose aquí en Chile, para el mes de María. Parte de esa crítica era sobre una supuesta visión pre-conciliar y negativa del mundo “como un lugar al que venimos a sufrir y no a ser felices”, y completaba la tesis mostrando su desacuerdo con las palabras de la Salve que habla de “…gimiendo y llorando en este valle de lágrimas”. Mientras respondía me vino la idea de escribir algo sobre este tema puntual, …

Leer más…